Qué es la IPLV - APLV

Aquí están los enlaces con la información más completa que hemos encontrado:

Sociedad Española de Inmunología Clinica y Alergia Pediátrica

Las proteínas de vacuno (PV) son una causa frecuente de alergia alimentaria, sobre todo en niños menores del año de edad. Los síntomas, la sospecha, el estudio y el tratamiento de la alergia a PV son iguales a los de otras alergias a alimentos. El tratamiento consiste en hacer dieta evitando las PV. En lactantes se utilizan leches especiales, con capacidad nutritiva adecuada y completa. La dieta debe evitar la leche líquida, los derivados lácteos, los alimentos con leche o sus componentes entre sus ingredientes, y las trazas. También se debe evitar la leche de otros animales, como cabra, oveja y otros, así como sus derivados. En general se puede tomar carne de ternera, con la autorización del especialista. Si la alergia a PV no acaba desapareciendo, se puede plantear la desensibilización. La alergia a PV puede ser un indicador de otras alergias futuras.

Unidad de Alergia Infantil Hospital La Fe. Valencia

Dentro de la alergia a alimentos, una de las más frecuentes en la infancia es la alergia a las proteínas de vacuno, más corrientemente conocida como alergia a la leche.

La leche de todos los animales (y también la humana) contiene azúcares o hidratos de carbono; el principal es la lactosa. Contiene también diversos tipos de grasas o lípidos. Finalmente contiene proteínas o prótidos. Los componentes que provocan alergia son las proteínas. No es lo mismo la alergia a las proteínas que la intolerancia a la lactosa.

La mejor alimentación para los recién nacidos y lactantes es la leche materna. Cuando se cesa la lactancia materna o si no se puede dar por cualquier motivo, se utiliza la leche de farmacia, llamada leche adaptada. Esta leche se fabrica a partir de la leche de vaca, y contiene las proteínas de vacuno.

Estas proteínas procedentes de la vaca son extrañas para el organismo humano, y ello provoca en algunos niños la aparición de alergia frente a ellas. La alergia se debe a un mecanismo de defensa del organismo frente a sustancias extrañas.



Asociación Española de Alérgicos a Alimentos y Látex

Se habla de Alergia a las proteínas de leche de vaca (APLV) cuando un individuo, tras la ingesta de lácteos manifiesta una respuesta anormal (con síntomas que se pueden englobar dentro de las reacciones adversas a alimentos) y  en ese proceso hay un mecanismo inmunológico comprobado.

Dentro de estas respuestas inmunitarias conocidas como alergias, la mayoría son del grupo Hipersensibilidad inmediata.

Tras la exposición al alérgeno el sujeto se sensibiliza y produce anticuerpos específicos para algunas fracciones proteicas de la leche, son las inmunoglobulinas E (IgE) especificas, IgE anticaseina, IgE antibetalactoglobulina.

Después de una segunda exposición el antígeno se fija a las IgE y se desencadena una respuesta de diversa magnitud, es la reacción alérgica.

De todas las alergias alimentarias, es en la APLV en la que se producen más errores de clasificación, ya que la leche produce variedad de respuestas anómalas, alérgicas y no alérgicas. Y también fenómenos de intolerancia, a sus proteínas o a la lactosa.